enero 16, 2020

La nueva línea automática de recuperación de vidrio triplica los porcentajes en comparación a la primera parte de 2019

by MaresmeCircular in El consorcio

La entidad está trabajando para mejorar las condiciones de seguridad y confort sin perder eficiencia, con el fin de seguir aumentando los porcentajes de recuperación

La nueva línea de recuperación automática de vidrio de la fracción resto del Centro Integral de Recuperación de Residuos del Maresme ha triplicado los porcentajes de recuperación de este material en comparación con la primera parte del año 2019. Concretamente, en el mes de noviembre recuperó 224,10 T y en el mes de diciembre 222,66 T, que suponen un porcentaje de recuperación del 1,34% y del 1,23% del vidrio, respectivamente, mientras que en años anteriores los porcentajes de recuperación fueron del 0,66% (2017), 0,62% (2018) y 0,44% (primer semestre de 2019).

Estas cifras sitúan el porcentaje del logro del rendimiento óptimo de la nueva línea en el 64%, ya que el cálculo es que durante los próximos meses se pueden alcanzar porcentajes de recuperación en torno al 2%. En este sentido, se han llevado a cabo algunas acciones centradas en mejorar la eficiencia de la recuperación de la instalación. En primer lugar, la humedad del material de entrada se ha reducido, lo que ayuda a que el vidrio no sea tan colmatado y, por lo tanto, sea más fácil de recuperar. Por otro lado, se han planificado diferentes modificaciones mecánicas de los equipos de la instalación para mejorar su eficacia al separar el vidrio. Por último, se está estudiando la posibilidad de añadir un segundo separador de recuperación óptica que complemente la corriente. 

Paralelamente, el Centro también está trabajando para mejorar la seguridad y las condiciones de trabajo de la nueva línea, ya que la instalación genera más polvo, provocando un entorno más cargado en esta zona. Además, la reducción de la humedad para optimizar la recuperación ha dado lugar a dos pequeños incendios sin consecuencias mayores en las últimas semanas, pero que invitan a ejecutar acciones a desarrollar a corto plazo, como el capotaje de las cintas de transporte del material y las aspiraciones puntuales del polvo, la determinación del grado de humedad del trabajo adecuado para que no genere un ambiente polvoriento y asegure totalmentente la seguridad sin afectar a la recuperación de vidrio, y la toma de muestras de aire ambiente de la zona de trabajo.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *