Estudios Monitoritzación Ambiental

Estudios de monitorización ambiental de los niveles de dioxinas y furanos, PCBS y metales pesados en las cercanías del centro integral de valorización de residuos del Maresme (en catalán):

Monitorizaciones biológicas

El CTRSUM REALIZA ESTUDIOS CONTINUADOS DE MONITORIZACIÓN BIOLÓGICA DESDE 1995

El Consorcio para el Tratamiento de Residuos Urbanos del Maresme puso en marcha en 1995 a través del Hospital de Mataró un estudio pionero para evaluar la posible afectación de la puesta en funcionamiento del Centro Integral de Valorización de Residuos del Maresme sobre la población de Mataró. Dado el interés científico del estudio, se acordó hacer un seguimiento temporal de la evolución de los diferentes indicadores de salud pública considerados en el estudio, estructurado en tres fases durante un período aproximado de dos años.

Todas las fases consideran como población de estudio un grupo de expuestos de Mataró (habitantes que viven entre 500 y 1500m de la planta), un grupo de control de Mataró (habitantes que viven entre 3000 y 4000m de la planta) y un grupo de trabajadores de la propia planta, añadiéndose a la tercera fase un grupo de control de habitantes de Arenys de Mar.

Desde entonces, los estudios se han realizado en diferentes olas. Desde el año 2006, coincidiendo con la sexta fase, se encargó el estudio a la Fundación Salud del Consorcio Sanitario del Maresme, entidad que lleva a cabo hasta el día de hoy estos trabajos. La octava fase del estudio se inició en 2014 y, en diciembre de 2015, se presentaron sus resultados, coincidiendo con los 20 años de seguimiento continuado.

El estudio, concretamente, es de monitorización biológica de los niveles de dioxinas (PCDD), furanos (PCDF), policlorados bi-fenil (PCBs) y metales pesados ​​(Pb, Cd, Cr, Hg, Ni, As), y cuenta con un equipo de trabajo médico multidisplicinar, con médicos, analistas y enfermeras de la Unidad de Investigación de la Fundación Salud, el laboratorio de dioxinas del CSIC y el Centro Nacional de Condiciones de trabajo de Barcelona.

Los estudios médicos realizados desde 1995 determinan continuamente que los niveles de dioxinas y furanos en muestras de sangre a las poblaciones estudiadas y en muestras de leche materna son equiparables y / o se encuentran en la franja baja en relación a los observados en otros países industrializados. Por lo tanto, médicamente se determina que la exposición a la planta incineradora no es un factor de riesgo para tener unos niveles más elevados de las diferentes sustancias analizadas.

En los siguientes links se pueden descargar las conclusiones de los estudios de las últimas olas, realizados por la Unidad de Investigación del Consorcio Sanitario del Maresme.

Cumplimiento de la legislación vigente

El proceso que tiene lugar en el Centro Integral de Valorización de Residuos del Maresme garantiza un tratamiento de los residuos totalmente respetuoso con el medio y la salud de las personas.

Tanto la Planta de RESTO como la Planta de Recuperación Energética, mediante su correspondiente autorización ambiental respectivamente, cumplen todos los requerimientos legales fijados por las Administraciones competentes.

Referente a la valorización energética, la Directiva 2000/76/CE, de 4 de diciembre de 2000, relativa a la incineración de residuos, establece los requerimientos medioambientales y los límites máximos de emisiones de esta actividad. La nueva Directiva de Emisiones Industriales incorpora algunas modificaciones en ésta regulación, reforzando el papel de las Mejores Técnicas Disponibles (MTD).

La transposición de la Directiva 2000/76/CE se materializó en España en el Real Decreto 653/2003, de 30 de mayo, sobre incineración de residuos. Éste ha sido derogado por el Real Decreto 815/2013, de 18 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento de emisiones industriales y de desarrollo de la Ley 16/2002, de 1 de julio, de prevención y control integrados de la contaminación.

Las emisiones se miden de forma continua, manteniendo se las medidas periódicas únicamente para metales pesados (excepto Hg en continuo) y dioxinas y furanos.

En cuanto a las emisiones de dioxinas y furanos, el límite es de 0,1 ng/Nm3. Las plantas catalanas no sólo cumplen con este límite, sino que sus emisiones reales se sitúan, desde años antes a la entrada en vigor de los nuevos límites (diciembre 2005), muy por debajo de este valor (habitualmente entre 10 y 100 veces por debajo).

Se pueden consultar las emisiones en el apartado “Resultados analíticos” del directorio de la página web.

Además del control exhaustivo de las emisiones, se realiza a través de un laboratorio ajeno homologado el control diario de las immisiones aire ambiental en dos estaciones de control situadas cerca de la planta.

Así, los estrictos sistemas de depuración de gases existentes al Centro se muestran totalmente efectivos para conseguir sin dificultades técnicas los niveles de calidad ambiental emisiones y immisiones establecidos legalmente.

Desde el año 1995 y hasta la actualidad se han realizado en la incineradora de Mataró ocho fases del estudio de monitorización biológica “Evolución de los niveles de dioxinas (PCDD), furanos (PCDF), policlorados bifenilos (PCB) y metales pesados (Pb, Cd, Cr, Hg, Ni, As) a las poblaciones de Mataró y Arenys de Mar”, elaboradas por la Unidad de Búsqueda del Consorcio Sanitario del Maresme. A partir de la fase VI del estudio se incorporó también controles en leche materna de mujeres de Mataró.

Los resultados de los diferentes grupos de población estudiados (expuestos, controles y trabajadores de la incineradora) muestran que no hay ninguna relación entre las concentraciones de contaminantes y la proximidad a la incineradora.

Adicionalmente a la continuidad del estudio de monitorización biológica que inició el Consorcio en 1995, para la fase VI de éste estudio y hasta la actualidad se han realizado a la incineradora de Mataró tres fases del estudio de monitorización ambiental “Evolución de los niveles de dioxinas (PCDD), furanos (PCDF), policlorados bifenilos (PCB) y metales pesantes (Pb, Cd, Cr, Hg, Ni, As) a las poblaciones de Mataró y Arenys de Mar, y Evaluación de los riesgos para la salud de la población, derivados a la exposición de la actividad de la planta”, elaboradas por la empresa LABSAME S.L. (nueva denominación de la empresa TecnITox Solutions S.L. adscrita a la Universidad Rovira y Virgili).

Los resultados de las diversas fases muestran la inexistencia de riesgos significativos para la salud pública derivados del funcionamiento de la instalación.

Mejoras Planta de Recuperación Energética

Adecuación a la Directiva 2000/76/CE

Con la aprobación de la Directiva 2000/76/CE, de 4 de diciembre, relativa a la incineración de residuos, se fijaron en el ámbito de la Unión Europea los requerimientos aplicables a esta actividad de gestión de residuos. Esta Directiva presentaba cambios sustanciales respecto a la regulación anterior, puesto que suponía una reducción importante de los límites de emisiones a la atmósfera, así como un control más exhaustivo mediante medidas en continuo de varias emisiones contempladas en el marco legal anterior como periódicas.

A pesar de que la instalación cumplía ampliamente la anterior normativa de incineración, la entrada en vigor de los requerimientos fijados por la Directiva 2000/76/CE suponía la necesidad de realizar un planteamiento de futuro de cara a garantizar la adecuación al nuevo marco legal.

De esta forma, se solicitó la ayuda del Fondo de Cohesión en un proyecto conjunto de adecuación de todas las instalaciones de incineración de residuos catalanas a la Directiva 2000/76/CE.

Las actuaciones realizadas en 2004-2005 con el objetivo de garantizar plenamente el cumplimiento de la Directiva 2000/76/CE fueron:

• Implantación de un nuevo sistema para la reducción de los NOx (óxidos de nitrógeno) basado en un sistema de reducción selectiva no catalítica (SNCR) con inyección de urea a la cámara de combustión. El sistema consiste en un único depósito de almacenamiento de urea al 45%, un transporte hasta la cámara de combustión de cada una de las dos líneas y una inyección multinivel mediante varias lanzas inyectores en aquellos puntos de la cámara con condiciones óptimas para la reacción de reducción.

• Sustitución de los electrofiltros por filtros de mangueras. Se trata de dos bloques de filtros de mangueras multicompartimentados, para filtrar con elevado rendimiento los 70.000 Nm3/h por línea de gases resultantes de la combustión. Además del efecto filtrando, los filtros actúan como cámara de postreacción para los aditivos utilizados en la depuración (cal y carbón activo) al quedar estos retenidos en las mangueras hasta su consumo. Los filtros incorporan igualmente un sistema neumático de recirculación de las cenizas para optimizar el consumo de los aditivos contenidos.

• Incorporación de un reactor de contacto. Se trata de un reactor de contacto con cal seca incorporado entre el reactor de neutralización con lechada de cal y los nuevos filtros de mangueras. De este modo, se consigue el óptimo rendimiento en la depuración de los gases ácidos para garantizar el cumplimiento de los nuevos límites de emisiones.

• Modificación del sistema de inyección de carbón activo e implantación de un nuevo silo de almacenamiento de carbón.

• Implantación de nuevos sistemas de medida de las emisiones gaseosas por chimenea para pasar a disponer de medidas en continuo de los siguientes contaminantes: partículas totales, CO, HCl (cómo hasta entonces); HF, COT, SO2 y NOx (medidas en continuo incorporadas por la Directiva).

A raíz de las nuevas infraestructuras del nuevo Centro, se ha trabajado en adaptar y mejorar diferentes aspectos de la Planta de Recuperación Energética (PRE). Las actuaciones realizadas entre 2010 y 2011 has sido:

Mejoras del sistema de control de combustión: nuevo sistema de control de combustión FuzzEvent, instalación de una cámara térmica por línea para visualizar la combustión dentro la parrilla, instalación de dos pirómetros IR por línea que permite la optimización del proceso de la combustión.

Mejoras de las calderas: instalación de un nuevo recubrimiento refractario de las paredes, nuevo recubrimiento de los tubos de las calderas con Inconel 625, nuevo sistema de limpieza de los tubos.

Mejoras del sistema de depuración: implantación de un sistema catalítico para la reducción de la emisión de NOx (SCR). El sistema SCR se basa en la inyección previa de amoníaco (NH3) como agente reductor sobre el flujo de gases y su paso a continuación por un reactor que contiene bloques de catalizador. Su rendimiento oscila cerca del 95%. Se mantiene el antiguo equipo de sistema no catalítico (SNCR) como redundante para apoyar en situaciones de paradas por mantenimiento del nuevo equipo.

Mejoras del sistema de control de emisiones: instalación de nuevos analizadores multigas FTIR a la salida de calderas por línea, instalación de un nuevo analizador de mercurio (Hg) por línea, instalación de nuevos analizadores multigas FT+FID integrado a la salida de chimenea por línea.

Resultados analíticos

Cumpliendo con el criterio de transparencia que siempre ha aplicado el Consorci en su gestión, en este apartado podéis encontrar los datos actualizados de las emisiones atmosféricas del Centro.