octubre 30, 2016

Unanimidad en que el puerta a puerta es el sistema de recogida para garantizar el reto 2030 de reciclaje

by MaresmeCircular in El consorcio

Se debería acompañar de incentivos fiscales para quien lo hace bien

De la primera jornada de Recuwatt, dedicada al mundo local, se abstrae, por una amplia mayoría de los ponentes, que el sistema puerta a puerta es el que mejor se adecua para obtener los resultados que plantea el marco legislativo europeo sobre reciclaje de los residuos municipales para el 2020 y 2030.

Recordemos que para el 2020 el 50% y en 2030 el 65% de los residuos municipales deben ser reciclados, y a día de hoy, salvo algunos ayuntamientos que ya hacen el puerta a puerta, el porcentaje de reciclaje con el sistema de containers, oscila entre el 40% y como mucho el 50%, en algunos casos.

Aquellos ayuntamientos que están haciendo el sistema puerta a puerta están en niveles muy superiores, algunos de los cuales llegan a superar el 80% de reciclaje de sus residuos.

Tanto la visión de la administración pública como la del sector privado, están de acuerdo en que el puerta a puerta es el sistema al que hay que ir para alcanzar los retos que marca la Unión Europea sobre los porcentajes de reciclaje de los residuos municipales.

Ha quedado constatado, sin embargo, que los costes del servicio de recogida entre el sistema de containers y el puerta a puerta, no son los mismos, y por tanto, según los expertos, aunque de entrada el puerta a puerta es más caro, acaba dando mejores resultados en la administración y en el conjunto de la ciudadanía, porque hay incentivos fiscales como por ejemplo una rebaja equitativa del canon por rechazo e incineración, que luego se puede repercutir en una rebaja de la tasa del servicio público, como ya se hace en aquellos ayuntamientos que están haciendo el puerta a puerta.

Los expertos aseguran que el futuro inmediato es dar el paso definitivo al sistema puerta a puerta y aconsejan que se haga con acciones transversales puestas en marcha desde la misma administración pública, de las que destacan el consenso político, como la más importante, seguido de acciones de concienciación, sensibilización y compromiso ciudadano de querer hacerlo bien.

Los ejemplos expuestos los ayuntamientos que ya practican este sistema de recogida así lo indican, no sólo por resultados de reciclaje, que son excelentes, sino también por el retorno económico hacia el ciudadano.

Este hecho lo confirma la Agencia de Residuos de Cataluña, que anuncia que la nueva Ley de Residuos instaurará un sistema basado en que más recicla menos paga, y todo apunta a que se penalizará más el canon de rechazo y de incineración y se premiará las buenas políticas de reciclaje.

Cataluña, según los datos de la Agencia Catalana de Residuos, hace más de 4 años que está estancada en el 40% de media de reciclaje de los residuos municipales, y por tanto, hay que moverse si se quiere llegar al 65% en 2030, – tal y como apunta su director, Josep Maria Tost-

Según Tost, para superar estos porcentajes, y vistos los resultados de los municipios que han apostado por el puerta a puerta, a pesar de los inconvenientes que existen en algunos casos, es evidente que se debe incentivar a los ayuntamientos para que vayan adoptando este sistema de forma progresiva, teniendo en cuenta todos los factores específicos de orografía, trama urbana, frecuencia de recogida, etc. de cada ciudad, pueblo o ciudad, que, sabiendo que están, “nunca pueden servir como pantalla de excusa para no hacer el cambio”.

Según los expertos, un modelo de éxito de puerta a puerta es aquel que está consensuado por una amplia mayoría de la ciudadanía, tiene el consenso político suficiente para que no se utilice como arma electoral, y consta de un buen estudio previo que permite solucionar, de entrada, los posibles problemas apuntados de trama urbana y orografía a la hora de implementar el sistema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *